Eliminiación de barreras arquitectónicas

Posted by on may 7, 2015 in Arquitectura | No Comments

Son frecuentes las ocasiones en las que hemos oído o leído que la esperanza de vida cada vez es mayor, lo que es sin duda un triunfo de nuestra sociedad. Sin embargo este hecho nos plantea nuevos retos y supone que las condiciones de accesibilidad a los edificios tengan que ser revisadas.

En MODHUS somos especialistas en obras de reforma y eliminación de barreras arquitectónicas en zaguanes, en las que además ponemos especial esmero en el diseño de los espacios, en la elección de los materiales y en los acabados en base al presupuesto disponible.

En nuestra web encontrará algún ejemplo en los que el zaguán –realizado a la moda de la época de construcción del edificio- se ha bajado a cota cero (a nivel con la acera), eliminando las barreras arquitectónicas.

Para eliminar barreras arquitectónicas en un inmueble hay dos procedimientos:

- El regulado en la LPH, ya sea por obligatoriedad o por acuerdo de los vecinos cuando supone un importe superior a 12 cuotas de gastos comunes.

- El regulado en la Ley 15/95.

Conforme a la LPH y sus modificaciones posteriores:

 Establecimiento o supresión de servicios comunes de interés general:

 1.- Obligatoriedad: La comunidad está obligada a realizar las obras de accesibilidad que sean necesarias para un uso adecuado de los elementos comunes o para la instalación de dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan su comunicación con el exterior, cuyo importe total no exceda de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes.

2.- Si la inversión supera esta cantidad: El establecimiento de los servicios de ascensor, incluso cuando supongan la modificación del título constitutivo o de los estatutos, requerirá el voto favorable de las 3/5 partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las 3/5 partes de las cuotas de participación.

Supresión de barreras arquitectónicas:

1.- Obligatoriedad: La comunidad está obligada a realizar las obras de accesibilidad que sean necesarias para un uso adecuado de los elementos comunes o para la instalación de dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan su comunicación con el exterior, cuyo importe total no exceda de 12 mensualidades ordinarias de gastos comunes.

2.- Si la inversión supera esta cantidad: En este caso requerirá el voto favorable de la mayoría de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación (esto supone un 51% de las cuotas de participación). En este sentido cabe destacar que se computarán como votos favorables los de aquellos propietarios ausentes de la junta, debidamente citados, quienes una vez informados del acuerdo adoptado por los presentes, conforme al procedimiento establecido, no manifiesten su discrepancia por comunicación a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad en el plazo de 30 días naturales, por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción. Los acuerdos, válidamente adoptados con arreglo a lo dispuesto en todos los supuestos anteriores, obligan a todos los propietarios.

Conforme a la Ley 15/95

También se puede recurrir al procedimiento de la Ley 15/95, con el fin de que el interesado y el propietario o la comunidad de propietarios lleguen a un acuerdo sobre la forma de ejecución de las obras de adaptación. Los derechos están reconocidos a personas con minusvalía física o mayores de 70 años y los requisitos son los siguientes:

- Ser el titular o el usuario de la vivienda minusválido, con disminución permanente para andar, subir escaleras o salvar barreras arquitectónicas, se precise o no el uso de prótesis o de silla de ruedas.

- Ser necesarias las obras de reforma en el interior de la finca o en los pasos de comunicación con la vía pública para salvar barreras arquitectónicas, de modo que se permita su adecuado y fácil uso por minusválidos, siempre que las obras no afecten a la estructura o fábrica del edificio, no menoscaben la resistencia de los materiales empleados en la construcción y sean razonablemente compatibles con las características, arquitectónicas e históricas del edificio.

El procedimiento queda perfectamente recogido por la Ley. Es importante indicar que, en este procedimiento, los gastos que originen las obras de adecuación correrán a cargo del solicitante de las mismas, sin perjuicio de las ayudas, exenciones o subvenciones que pueda obtener de conformidad con la legislación vigente. Las obras de adecuación realizadas quedarán en beneficio de la propiedad de la finca urbana. No obstante, en el caso de reformas en el interior, el propietario podrá exigir su reposición al estado anterior.

Con todo lo anterior, la diferencia entre el procedimiento de la Ley de Propiedad Horizontal y el de la Ley 15/95 es que, una vez que se autoricen las obras por la comunidad o por decisión judicial, su coste es con cargo a la persona discapacitada.

Cuente con MODHUS para acometer las obras de eliminación de barreras arquitectónicas de su edificio. Todas nuestras propuestas incluyen planos, mediciones detalladas y vistas 3D. Desde MODHUS  realizaremos una Gestión Integral

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.